martes, 31 de enero de 2017

La CSE ante la propuesta de nuevo modelo de financiación de las universidades andaluzas


Desde la Coordinadora Sindical Estudiantil queremos mostrar nuestro rechazo al nuevo modelo de financiación de las universidades andaluzas, propuesto por la consejería de educación.

Desde el comienzo de la crisis económica, la dinámica de privatización y mercantilización de la educación se aceleró. Leyes y decretos como el tasazo, la LOMCE o documentos como el “informe de expertos” encargados por el ex ministro Wert, dejaban claro que la nueva política educativa iba a ir encaminada al “valor añadido”. Intentar la mayor participación del sector privado en el sector educativo más rentable, la investigación, el fomento de las titulaciones que ahora son más rentables económicamente en perjuicio del resto, la competencia entre centros educativos y la financiación condicionada a conseguir estos objetivos eran algunas de las líneas maestras para solucionar el “problema” de un exceso de titulados universitarios que no accedían al mercado laboral.
Ahora, con este modelo de financiación propuesto por la Junta de Andalucía no se hace más que asentar esta dinámica de privatización y mercantilización que tantos estragos ha causado a estudiantes y docentes de la educación pública. Ello se ve reflejado en la apuesta por que la financiación básica de las universidades (la destinada a pagar personal e infraestructuras) avance en uno años a ser sufragado públicamente solo un 70%, mientras que el 30% restante sea “mecenazgo” privado (pudiendo haber sanciones a las universidades sino lo consiguen). Además, se reconoce y apuesta explícitamente por la reducción de la oferta universitaria de grados de cara a concentrar por universidades las titulaciones que más “competitivas” sean.
Desde la Coordinadora Sindical Estudiantil pensamos que este tipo de modelos educativos, ya sean de financiación, pedagógicos etc. ahondan en la desigualdad que los y las estudiantes con menos recursos tienen para acceder a la educación superior. El hecho de adaptar cada vez más la universidad al mercado no nos aleja del desempleo, sino lo contrario; nos hace más vulnerables a los cambios del mercado. La concentración de títulos de grado, lejos de mejorar nuestra formación, supone un obstáculo económico para los y las estudiantes que tengan que asumir costes de residir fuera de su ciudad para estudiar…
Por todo ello y más razones, mostramos enérgicamente nuestro desacuerdo y unimos a nuestro programa de reivindicaciones el rechazo a este modelo de financiación. No descartamos movilizaciones del estudiantado que intenten, junto con el resto de la comunidad educativa, tumbar este modelo de financiación. 

CONTRA LA PRIVATIZACIÓN Y MERCANTILIZACIÓN, ¡¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!!

domingo, 1 de enero de 2017

Entrevista a dos alumnas sobre la victoria en el IES Alto Almanzora de Tíjola

1-¿Por qué decidisteis crear una sección sindical de la Coordinadora Sindical Estudiantil en vuestro instituto en Tíjola?

Juan Enrique: La verdad es que todo surgió por un contacto por las redes sociales entre un chico de Baza y yo, donde hablábamos de como poder hacer algo para solucionar la situación de una educación cada vez mas precaria (recortes de profesores, medios, etc.) y privatizada donde los estudiantes sin una condición económica favorable están abocados a entrar en el mercado laboral sin apenas formación para así estar obligados a un trabajo precario. Además este año se sumaba las revalidas que obstaculizaban aun mas el avance de los estudiantes sin recursos a enseñanzas superiores. Por todo esto no podíamos permanecer callados sin hacer nada y decidimos crear una sección sindical en nuestro centro. Al principio no tenia mucha información de como era el trabajo con la Coordinadora Sindical Estudiantil, pero tras este primer trimestre ya sabemos que estamos en una organización que trabaja desde las bases y que no se limita como otras organizaciones a solo convocar huelgas cada equis tiempo y no hacer nada más, desde la CSE se trabaja día a día en los centros luchando por lo más básico (sillas en las aulas, calefacción, etc.), y en parte ese es uno de los puntos fuertes de la organización quizás sea debido a que no esta tan centralizada como otras.

2-¿Qué problemática vivíais en vuestro instituto y que hicisteis para acabar con esta?

Elena: Pues la primera acción que realizamos como sección sindical fue la reivindicación de la mejora de un aula de nuestro instituto con una gran gotera que impedía trabajar en el aula y conllevaba muchos inconvenientes. Para solucionarlo aprovechamos que una gran parte de la gente de la sección sindical del centro había ganado un concurso que como premio tenia una visita al Parlamento Andaluz en Sevilla. Allí presentamos nuestro problema al Presidente del Parlamento, quien prometió solucionar la gotera.

Juan Enrique: La verdad es que como experiencia ha sido gratificante ver como la lucha por solucionar la gotera ha tenido fruto, lo que demuestra que la lucha por nuestros derechos como estudiantes es el único camino para mejorar la situación de la educación española. Desde nuestra posición lo teníamos claro, y en caso de que al presentar el problema en el Parlamento y no obtener respuestas, desde el centro con el apoyo de profesores y dirección teníamos en mente una concentración durante las clases.


3-¿Qué balance hacéis de esta lucha y que perspectivas tenéis para vuestro instituto para el futuro?

Elena: Aunque nuestra lucha ha sido a pequeña escala, no nos vamos a detener aquí ya que movernos es la única manera de ser escuchados y por eso seguimos adelante con una gran voluntad.

Juan Enrique: Tal y como ha dicho mi compañera, la lucha es el único camino y por ello no podemos abandonarla después de haber conseguido tanto, aunque ya en nuestro centro quizás no tengamos tantos problemas gracias a todo lo luchado, nuestra perspectiva para el futuro es seguir concienciando tanto en nuestro centro como en centros de otros pueblos para que se unan a la lucha, y seguir peleando por una educación totalmente pública y de calidad.


Elena Yélamos Uroz y Juan Enrique Gómez Yeste
Alumnos del IES Alto Almanzora, Tíjola